“Alvin” no se degrada y ya es huracán categoría 1

 

La tormenta tropical Alvin se intensificó esta noche a huracán categoría uno, el primero de la temporada 2019 en el Océano Pacífico oriental.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) informó que el fenómeno no afecta ni representa riesgo para el país.

El ciclón se ubica a 840 kilómetros al suroeste de Cabo San Lucas, Baja California Sur.

Se desplaza hacia el noroeste a 26 kilómetros por hora, por lo que se aleja de las costas mexicanas.

Presenta vientos sostenidos de 120 kilómetros por hora y rachas de 150 kilómetros por hora.

Los pronósticos indican que este viernes Alvin se degradará a tormenta tropical.

Fue en el mes de mayo cuando los especialistas alertaron que se incrementaría la intensidad y número de estos fenómenos debido a factores como el cambio climático y la baja intensidad de El Niño.

Christian Domínguez Sarmiento, investigadora del Centro de Ciencias de la Atmósfera (CCA), consideró que las causas principales de los desastres durante esta temporada son la mala gestión de riesgos y la falta de capacidad de respuesta de las autoridades.

Será en los meses de julio, agosto y septiembre cuando veamos estos fenómenos incrementarse en el Pacífico, y lo mismo sucederá en el Atlántico en los meses de agosto, septiembre y octubre.

En promedio, cada temporada se registran alrededor de 14 ciclones en el Pacífico, que impactan a menudo en la península de Baja California, Oaxaca y Guerrero, mientras que en el Atlántico el promedio son 12 huracanes, que afectan principalmente las zonas de Veracruz y Yucatán, explicó la especialista.

Detalló que la ubicación de México entre dos cuencas oceánicas propicia que sea impactado por ciclones tropicales cada año tanto por ambos lados.

Algunos de los ciclones que se prevén para la temporada de este 2019 ya tienen nombre. Es el caso de “Alvin”, como el que ya se está presentando, “Bárbara”, “Cosme” y “Dalila” para el Pacífico, y “Andrea”, “Barry”, “Chantal” y “Dorian” en el Atlántico.

Las categorías en que se clasifican los ciclones (3, 4 y 5) se determinan en función de la velocidad del viento, siendo los de categoría 5 los más intensos, con vientos a velocidades de entre 250 a 300 kilómetros por hora.

El riesgo de desastre se duplica en México debido a la poca capacidad de respuesta y falta de protocolos eficaces por parte de las autoridades.

Añadido a esto, cabe decir que la población más vulnerable es aquella de bajos recursos que habita las costas.

Como antecedentes y ejemplos de esta problemática, basta recordar que entre 200 y 2006 México perdió alrededor de 425 mil millones a causa de los desastres naturales, de los cuales al menos un 60% fue a raíz de ciclones tropicales, de acuerdo a cifras del Centro Nacional de Prevención de Desastres.

“El hecho de que haya desastres se asocia a una mala gestión de riesgos y a que no tenemos capacidad de respuesta integrada. Emitir el alertamiento a la población es muy tardado, pues tres días antes se sabe la trayectoría de un ciclón y dónde tocará tierra, pero la evacuación es 6 o 12 horas antes”, dijo Domínguez Sarmiento.

En 2013, dos ciclones tropicales impactaron México simultáneamente por ambos lados, “Ingrid” en el Atlántico y “Manuel” en el Pacífico, causando grandes estragos con 150 muertes y pérdidas económicas que ascendieron a los 57 mil 387.5 millones de pesos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: