Crisis e inseguridad afectan a negocios; poca gente consume

Locales cerrados, negocios vacíos y espacios comerciales en renta son parte del panorama que se observa en calles y plazas de la zona metropolitana de Orizaba. Y es que a la crisis económica que viven las familias de la región se sumó la ola de inseguridad que obliga a miles de personas a tener un “toque de queda personal” y dejar las calles desde temprana hora para mantenerse seguras.

De acuerdo con comerciantes, la gente de la cuarta región más poblada del estado de Veracruz ha dejado de gastar, lo que a su vez ha obligado a decenas de comercios a cerrar sus puertas y a los empresarios a migrar hacia otras zonas, incluso a estados más prósperos como Puebla o Querétaro.

La gente dejó de salir porque ya no tiene la confianza de regresar a sus hogares, deja de consumir y se cierran negocios o dejan de abrir y eso ocasiona que no haya empleos. Es un círculo que está pegando fuerte

lamentó el titular de una franquicia nacional de restaurante

Aunque acepta hablar sobre el tema, el empresario restaurantero pide el anonimato y asegura que “a como están las cosas”, cualquiera que muestra alguna señal de posibilidades económicas puede ser víctima de algún delito. Con esa restricción denuncia que a pesar de la gravedad de la situación social que se vive, las autoridades tienen abandonada a la iniciativa privada.

Añade además que aunque las agrupaciones empresariales intentan crear estrategias para incentivar el consumo, de poco o nada han servido, ya que la caída de las ventas es tan grave que amenaza la estabilidad de decenas de negocios.

Se está tratando de sostener esta región activa económicamente, pero lo cierto es que no está funcionando como se necesita. El 2019 está siendo uno de los años más complicados para la economía y aunque sabemos que los cambios de gobierno siempre impactan, creo que ya es tiempo de que se vean acciones para mitigar la caída

Entrevistado en el restaurante que luce completamente vacío a las 2 de la tarde, hora de la comida y a escasos metros del Poliforum Mier y Pesado, el hombre reconoce que aunque la disminución en las ventas varía dependiendo de la época y el giro, los centros de consumo han padecido bajas de más del 25%.

Precisó que aunque durante el día y la tarde las ventas “se salvan”, una vez que cae la noche la actividad cae completamente. “Si hay eventos de violencia durante el día, ya sea aquí en Orizaba o en los municipios aledaños, por la noche la gente espera lo peor y deja de salir por completo (…) La vida nocturna ha disminuido bastante y aunque la región nunca ha sido mucho de vida nocturna, ahora desde las 8 se guardan en sus casas”, lamentó.

TURISMO SOSTIENE, PERO GENTE DE AQUÍ NO CONSUME

“La gente ya no consume y no porque no quiera, sino porque no hay dinero”, aseguró Leo, propietario de un negocios de mariscos en el centro de Orizaba, quien reconoce que la bonanza económica que por años gozó la región se ha ido perdiendo poco a poco. Aseguró que el empleo es escaso y los pocos espacios laborales que se han ido abriendo están tan mal pagados, que la gente vive para trabajar en trabajos que no les dan para vivir.

El empresario restaurantero explica que aunque su negocio “La Langosta” ya pasó la crisis de los dos primeros años, en ese tiempo ha visto cerrar a por lo menos 20 negocios en un rango de tres cuadras, en pleno centro de Orizaba. “Eso habla realmente de cómo está la economía. Está muy mal y no vemos cómo se pueda mejorar la cosa”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: